PROCESO DE TRABAJO: Batería con tres micrófonos

La técnica microfónica de los tres micrófonos.

En los años ‘60 y ‘70 las técnicas de grabación experimentaron grandes avances debido principalmente a la gran calidad alcanzada en los equipos HI-FI usados para escuchar música en casa, y a la gradual entrada de técnicos jóvenes, abiertos a experimentar y a cambiar las técnicas ‘del libro’ usadas desde siempre por los técnicos residentes de los grandes estudios de grabación. Los nuevos grupos y estrellas querían sonar diferentes, querían experimentar y ganar control sobre su sonido. En esta época los hermanos Glynn y Andy Johns trabajaron con algunos de los más grandes músicos, y desarrollaron multitud de técnicas, muchas de ellas se han tomado como ‘lo normal’ hasta nuestros días, pero algunas están cayendo en el olvido. La grabación de baterías con solo tres micrófonos es una de ellas, veamos algunos de sus secretos y ventajas.

Lo más sorprendente de ésta técnica microfónica es su sencillez y la calidad del resultado, conseguiremos un balance perfecto entre el nivel de los platos, la caja y los timbales, así como sobre el bombo. Hay que recordar e insistir que como técnicos nuestro trabajo se limita a grabar lo que suena, por lo que necesitamos inexcusablemente que el instrumentista tenga el mejor nivel, que toque bien y sepa controlar el nivel de cada instrumento, y por supuesto, que la batería tenga buen sonido, que los parches estén nuevos y bien afinados. Si la fuente de sonido no es buena, no hay técnica, ni micrófono, ni plug-in, ni técnico que la haga sonar bien. Dejando de lado la sustitución de sonidos y la cuantización de la ejecución, vamos a entrar en lo que esta en nuestras manos: grabar la batería de la mejor forma posible.

Los Micrófonos

Dependiendo del estilo de música y del papel que va a asumir el bombo, elegiremos un micro u otro para situarlo enfrente de la batería: si grabamos para una banda rockera y buscamos un sonido contundente y no muy realista en el bombo, usaremos un micro dinámico de diafragma grande (AKG D112 y Shure Beta 52A son quizá los más famosos, aunque la oferta es enorme) colocado justo delante del bombo, recurrimos a la forma ‘tradicional’ de grabarlo. He conseguido buenísimos resultados quitando el parche de delante del bombo, aunque es una solución que no suele agradar mucho al baterista. Si buscamos un sonido más ambiental y realista, para jazz o sonidos mas ‘retro’ usaremos un micro de condensador o de cinta situado mas lejos del bombo, entre uno y dos metros, y lo orientaremos hacia la caja para obtener también el sonido de la bordonera y el de los timbales más agudos. La altura variará dependiendo de la cantidad de graves que deseemos, cuanto más cerca del suelo, más graves del bombo y los timbales recogerá.

Por favor deja un voto o comentario, es lo único que obtengo del blog.

Los otros dos micros son los que van a crear la gran diferencia, por lo que es muy conveniente usar lo mejor que tengamos, condensadores de gran diafragma o micros de cinta. Los mejores resultados se consiguen con una pareja de micros pareados para estéreo, y si esto no es posible, busquemos al menos que ambos micros sean iguales. Si podemos grabar en una sala grande y brillante obtendremos mejores resultados, incluso el sonido mejorará si añadimos un par de micrófonos de ambiente, lejanos, para grabar otro estéreo. El patrón polar de los micros nos servirá para elegir la cantidad de ambiente que queremos incluir en la grabación, de forma que si usamos ‘omni’ tendremos bastante información de la sala, y si usamos ‘cardioides’ tendremos menos. Con un patrón bidireccional o de 8 tendremos un punto intermedio.

Posición de los micros

La colocación de estos dos micros es donde reside el secreto y la dificultad: primero colocaremos un micro justo en la vertical de la caja, exactamente encima del punto donde el batería la golpea. La distancia que mejor les funcionó a los hermanos Glynn es de dos baquetas, yo estoy de acuerdo con ellos, y como siempre la experimentación nos permitirá sacar nuestras propias conclusiones. El segundo micro es un poco más difícil, lo pondremos detrás del hombro derecho del batería, orientado hacia el centro de la batería (encima del bombo) o un poco más hacia la derecha (desde el punto de vista del batería). Lo importante de este micro son dos cosas: debe estar a la misma distancia de la caja (o donde se golpea) que el primero, normalmente dos baquetas de distancia. Y segundo, no debe ‘ver’ el charles, es decir que si ponemos un ojo donde está el micro el cuerpo del baterista nos debe tapar la visión del charles. De esta forma evitaremos que su sonido entre directamente al micro. La altura de este micro nos servirá para variar el balance entre los platos y el/los timbales que se encuentran más cercanos.

Para la ganancia le pediremos al baterista que toque primero la caja, tomaremos ganancia del micro de arriba y para el segundo (el de detrás del músico) pondremos los panoramas formando un estéreo (es decir, totalmente abiertos) y subiremos su ganancia hasta que escuchemos la caja sonando justo en el centro. Si suena un poco ladeada deberemos subir una ganancia o bajar la otra para que quede sonando en el centro. El micro del frente podrá tener un nivel más libre, tanto de grabación como de mezcla.

En todas las técnicas multimicrofónicas hay que tener muy en cuenta la fase entre los micros, ya que un fallo de cálculo o de situación puede estropear el sonido, haciendo la mezcla casi imposible. Ésa es la razón para que ambos micros estén a la misma distancia de la caja, para evitar problemas de fase. Para estar todavía más seguros de que la fase de los micros no nos da problemas pondremos los micros en mono (por ejemplo con sus panorámicos al centro) de dos en dos, si notamos que el grave se pierde tendremos un problema de fase. Con respecto a la fase, el micro más delicado es el de delante del kit, ya que su colocación es  mas libre. Muchas veces un problema de fase se soluciona moviendo el micro unos centímetros, lo que no cambiará mucho su posición ni su sonido. Si usamos un micro dinámico y una colocación ‘tradicional’ para el bombo, muy probablemente no tendremos problemas de fase.

Con esta técnica podemos sustituir los dos micros ‘over-head’ de la grabación más tradicional de baterías, y si todavía queremos reforzar algún elemento seguimos teniendo la opción de grabar micrófonos cercanos. Es muy común añadir un micro para recoger la caja, de nuevo con una técnica ‘tradicional’ tanto en la grabación como en la mezcla. Cuando he echado en falta el sonido de la bordonera, he obtenido buenos resultados colocando una tabla o un material reflectante al sonido justo debajo de la caja, el tamaño mas adecuado es el mismo de la caja. De esta forma evito que el sonido de la bordonera quede absorbido por la típica alfombra, y se refleje hacia arriba para poder ser captado por los micros.

Mezcla

En la mezcla será importante mantener el estéreo de los micros, por lo que recomiendo que ambos panorámicos estén situados simétricamente, y también que el volumen de ambos canales sea el mismo. Para esto lo mejor es usar un canal estéreo. Aunque tengamos la idea de sacar el sonido del bombo únicamente del micrófono delantero, recomiendo no quitar graves al estéreo de los otros micros, ya que añaden mucha pegada al bombo. Si hemos grabado en una sala con poca reverberación, recomiendo añadir un pequeño toque de ‘reverb room’ al estéreo.

Por favor deja un voto o comentario, es lo único que obtengo del blog.

Anuncios
    • Fran
    • 9/10/10

    Gracias loco por este post, realmente necesitaba esta información, ya que estoy por hacer de mi sala de ensayos un pequeño estudio para grabar nuestros demos. Ya agregué este sitio a mis favoritos porque sé que lo consultaré muy seguido.
    Saludos desde Rivera, Uruguay!

  1. Muchísimas gracias por esta información, soy músico y me estoy iniciando en la producción y grabación de mi propio material, aun necesito mucho por leer y mucho por aprender, entradas como esta ayudan mucho .

    Saludos desde Venezuela.

    • Pablo
    • 28/06/11

    Gracias. Como siempre muy didáctico.
    Por curiosidad? Sabes con cuantos micros se grabaron las baterías en los primeros lps de los Led Zeppelin?
    Saludos desde Zarzalejo!

  2. Es un blog que contiene las respuestas que uno busca, gracias por la redacción, es llana, amena y no por ella falta de profundidad.

    • OptiMuff Prime
    • 1/07/12

    Fantásticos y preciosos datos!
    Estas técnicas maravillosas (por su relativa sencillez y contrastados beneficios) no deberían de perderse NUNCA!
    Gracias -de nuevo- por compartirlas!

    • Tuf
    • 17/07/12

    Un artículo precioso.

  3. Gran explicación,una auténtica información con un punto de vista puro y real en cuanto al sonido,aunque me surge una duda con respecto a colocar una tabla o similar debajo de la caja para que el sonido refleje hacia arriba y se capte mejor el sonido de la bordonera,como lo colocas?en el suelo no cabe,te refieres a poner una tabla y encima el pie de caja y así que rebote el sonido del bordón hacia arriba…o bien se coloca un micro de caja debajo de la caja para el bordonero y se le invierte la fase en la mezcla?
    Puedes describirmelo mejor?
    Gracias

    • Víctor
    • 30/09/12

    Gracias Luis por tu comentario.
    Para realzar la bordonera de una caja lo que mejor me ha funcionado siempre ha sido encontrar una tabla y ponerla en el suelo, y la caja con su pié encima. Por supuesto el tamaño de la tabla es parecido al de la caja.
    Cuando no podía usar este truco o cuando necesitaba más parche del bombo, he colocado un micro de condensador, cardioide, debajo de la caja, orientado al punto donde la maza del bombo golpea el parche. Este micro debe tener una orientación muy precisa, ya que al estar tan cerca de dos fuentes de sonido tan fuertes un giro muy pequeño producirá un gran cambio en el sonido. Por supuesto estará recogiendo bordonera de la caja y parche del bombo, y necesitamos que estos dos sonidos se graben con el volumen adecuado.
    Sobre invertir la fase de este micro (o de cualquier otro) te recomiendo escucharlo antes y dejar que decida tu oído. Intento no hacer nada por costumbre o porque lo dice un libro. En una ocasión he tenido que cambiar la fase del micro del bombo para que no se perdieran graves al mezclarlo con los ambientes. Y muchas veces he dejado el micro de bordonera con la fase normal porque el sonido era mucho mejor.

    • Anónimo
    • 4/01/13

    Buen tutorial!!! Gracias!!!

    • Raúl
    • 11/01/15

    Muy buena explicación, aunque estarian bien algunas imágenes. Muchas gracias, será de gran ayuda.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: