PROCESO DE TRABAJO: Procesando el Estéreo

Procesar el estéreo

En una señal estéreo nos podemos encontrar con una variedad enorme de sonidos mezclados, desde un solo instrumento hasta toda una orquesta sinfónica, que pueden estar grabados en una sala muy reverberante o con paredes absorbentes, y que pueden sonar cerca o lejos. Algunas de estas características son muy difíciles de alterar, sin embargo tenemos una gran cantidad de posibilidades para solucionar problemas y mejorar el sonido de un estéreo. Veremos varias opciones que añadir a las ya conocidas de ecualizar y comprimir, y exploraremos algunas de las posibilidades que nos ofrece el MS.

Cuando procesemos un estéreo no siempre estaremos masterizando, por tanto no siempre buscaremos aumentar drásticamente el volumen a costa de la dinámica natural de la canción. Muchas veces necesitaremos variar la presencia de uno de los instrumentos mezclados, quizá queramos cambiar la amplitud de la imagen estereofónica, o alterar la profundidad de los sonidos, o simular un ambiente distinto del que hay grabado. Incluso si queremos masterizar una canción será muy bueno conocer algunas técnicas y también profundizar en los equipos que ya conocemos para sacarles todavía mas partido.

Retrasos

Uno de los procesos más sencillos que podemos aplicarle a un estéreo es insertar un pequeño retraso a una de sus señales, de esta forma estaremos creando el panorámico más realista que existe, ya que estaremos percibiendo que el sonido proviene claramente del canal que no tiene delay. Al hacer esto estamos dándole al oído algo similar a lo que percibe en la realidad cuando nos dice que un sonido viene de nuestra derecha: estamos haciendo que el instrumento suene primero por el canal derecho y luego por el izquierdo, eso es exactamente lo que ocurre cuando algo suena a nuestra derecha: primero entra por nuestro oído derecho y un poco después por el izquierdo. Para conseguir este ‘efecto panorámico’ usaremos tiempos de retraso muy cortos, menores de 30 milisegundos, y para exagerarlo un poco más filtraremos ligeramente los agudos de la señal retrasada. Este truco funciona mucho mejor en canales con un solo instrumento, incluso si tenemos un canal mono podemos duplicarlo, abrir totalmente los panoramas y retrasar uno de los lados. Siempre conseguiremos una localización mucho mejor que con el mero uso del panorama.

Por favor deja un voto o comentario, es lo único que obtengo del blog.

Con el Compresor

Nuestro querido compresor tiene todavía muchos trucos que quizá no hemos explorado aún: el sidechain es el circuito de detección y control de ganancia, que escucha el sonido a comprimir aunque no esta encargado de reducir la ganancia, sino de controlar la reducción de ganancia que se lleva a cabo en otro circuito distinto. Como vimos en Algo mas sobre el Compresor muchas veces encontraremos una entrada extra junto a la del sonido que se va a procesar, esta entrada, llamada Key, External Key o Sidechain está conectada directamente al circuito de detección y su utilización suele implicar la desconexión de la señal original del circuito sidechain. Esto quiere decir que ya no será el bajo quien comprima al bajo, sino que será la señal que nosotros conectemos a la entrada Key la que comprimirá al bajo que tenemos entrando y saliendo del compresor. Esta posibilidad se usa para dar solución a un problema bastante común al comprimir un estéreo: los graves tienen mas nivel que los medios y los agudos, y sobrepasan antes el umbral, esto hace que aparezca más compresión en los momentos en que hay mas graves y como resultado el sonido procesado habrá perdido graves. Si el bombo y el bajo controlan la reducción de ganancia escucharemos un ‘bombeo’ en el nivel general, una pérdida de volumen con cada golpe de graves que hará de la compresión un problema en lugar de una solución. Intentar reducir los graves antes de entrar al compresor nos daría un problema parecido al que queremos atajar, aunque nos ayudaría a ver que la solución es que el compresor no reciba tantos graves como a nosotros nos gusta escuchar. Si entendemos que el problema es que el sidechain recibe demasiados graves, y no es que haya demasiados graves en el estéreo, comprenderemos que la solución es atenuar los graves que entran al circuito sidechain y dejar tranquilos a los que entran al circuito de compresión.

Hay muchos plug-ins y compresores reales que ya incluyen un sencillo ecualizador en el circuito de sidechain, otros tienen una entrada Key, y otros no tienen mas que las entradas y salidas para la señal a comprimir. Con los primeros y los últimos no tendremos muchas conexiones que hacer, para ecualizar la señal de sidechain necesitaremos duplicarla antes del compresor y mandar una de las copias a un ecualizador, para evitar el problema de los graves y el bombeo un filtro pasa altos suele ser suficiente. Por supuesto la señal sin graves será la que conectemos a la entrada External Key del compresor.

Usar la ecualización en el circuito sidechain puede ser muy útil para muchos otros problemas, aunque hay que tener cuidado para entender bien lo que ocurre en el compresor. Recordemos que un de-esser es un compresor normal con una ecualización en sidechain que exagera las eses, de esta forma se puede encontrar un umbral que solo superarán las eses, y por tanto solo habrá reducción de ganancia cuando haya una ese (ver Algo más sobre el compresor). Con esta otra forma ‘aditiva’ de usar la ecualización hemos hecho que el compresor sea mas sensible a unas frecuencias, justo lo contrario que con el anterior ejemplo donde hacíamos al compresor menos sensible a los graves.

Por favor deja un voto o comentario, es lo único que obtengo del blog.

Si nos encontramos con que unas frecuencias determinadas nos molestan, o suben demasiado en algunos momentos, podremos intentar controlarlas con un compresor y una ecualización en el sidechain. Igual que con un se-esser, haremos que el ecualizador exagere el problema para que el compresor reduzca la ganancia en el momento en que éste aparezca, hasta aquí en teoría todo parece muy fácil y muy bonito, entonces lo probamos en casa y no funciona, algo extraño ocurre y cuando llegan esos medios que me molestaban hacen que todo el sonido pierda fuerza, estoy creando un problema mayor que el que tenía al principio. Antes de abandonar la batalla es conveniente probar con varios tiempos de ataque y release, es posible que la cosa mejore. Sin embargo es importante que entendamos qué ha ocurrido para estropear nuestro plan: si nuestra inspiración viene del de-esser tenemos que entender la diferencia entre procesar una voz (normalmente en un canal mono y sin ningún otro instrumento mezclado) y un estéreo donde podemos tener muchas frecuencias sonando a la vez, que vienen de muchos instrumentos y que conforman un espectro sonoro mucho más complejo. El de-esser funcionaba porque la voz es un ‘instrumento monofónico’, incapaz de producir mas que un sonido a la vez, y si ese sonido es una ‘s’ y bajamos el volumen en ese momento, no estaremos cambiando el nivel a ninguna otra frecuencia. No quiere decir que estemos ecualizando en las frecuencias de la ‘s’, sino que estamos atenuando todas las frecuencias por igual, el truco es que solo atenuamos en el momento en que aparecen las eses.

Si volvemos a observar nuestro estéreo entenderemos que al mismo tiempo que aparecían las frecuencias ‘malas’ también estaban sonando otras ‘buenas’ que se veían igualmente atenuadas por sonar al mismo tiempo que las frecuencias problemáticas.  La única forma de evitar este problema es utilizar compresores multibanda, que separan la señal en bandas y aplican una compresión distinta a cada banda. Yo no suelo utilizarlos porque me parece que degradan la señal más de lo que la mejoran, y lo hacen porque para dividir la señal en varias ‘bandas’ utilizan un tipo de circuito llamado cross-over que, al usar filtros con bastante pendiente, introduce distorsión de fase en la señal.

Limitadores

Sobre todo en masterización, aunque también durante la grabación, la señal se suele pasar por un limitador que permite subir un poco más el volumen sin correr el riesgo de picar. Es un proceso relativamente sencillo que solo necesita que entendamos bien el funcionamiento del limitador para poner a nuestra disposición esos últimos decibelios que subirán tanto nuestro volumen final. Recordemos que un limitador es un compresor normal con un ratio muy alto, normalmente entre 15 y 20:1 aunque puede ser mayor si el fabricante ha conseguido evitar la distorsión. Los aparatos analógicos suelen tener electrónicas muy rápidas, casi siempre FET y VCA si se trata de un limitador diseñado para procesar señales estéreo y para masterizar. Los tiempos de ataque y release suelen ser bastante bajos porque el objetivo es controlar algunos picos esporádicos (con el ataque corto) y volver al sonido sin comprimir rápidamente (con el release corto). Estos equipos se suelen denominar Brickwall Limiter, o limitador muro. En masterización es muy común usar la función look-ahead, o incluso configurar un compresor que no la tiene implementada, solo hace falta que tenga entrada de external key o sidechain. Esta función la explico con detalle en el artículo Algo más sobre el compresor.

Por favor deja un voto o comentario, es lo único que obtengo del blog.

También existen compresores/limitadores de válvulas, con respuestas mucho mas suaves y con ratios de 2 o 3:1 en modo compresor, y 8 o 10:1 en modo limitador; no se suelen usar mucho como último paso en a cadena de masterización porque dejarían pasar una peligrosa cantidad de picos, pero sí se usan antes del limitador para realizar una compresión más continua y suave, que altera la dinámica de las partes altas y bajas de la canción. Sus tiempos de ataque y release son medios, entre 1 y 30 milisegundos en el ataque, y entre 150 y 1500 milisegundos en el release.

Recordemos que tanto en compresores como en limitadores, el circuito de ganancia de salida es posterior a la compresión y totalmente independiente del nivel de entrada o la cantidad de atenuación. Por eso al usar un limitador recomiendo no dar ganancia en ningún proceso anterior (ecualización o compresión), sino solo después de haber controlado los últimos picos con el limitador, de esta forma podremos buscar el máximo nivel sin peligro a distorsionar.

Aunque siempre tratamos de evitar la distorsión como algo negativo, es posible usarla a nuestro favor para añadir determinadas características al sonido. Desde que se viene perfeccionando el sonido digital se empieza a echar de menos algunas de las cualidades del sonido analógico: al mismo tiempo que conseguimos mayor pureza y calidad en la transferencia, dejamos de añadir un ligero grado de distorsión que añadía calidez y controlaba suavemente la dinámica. Igual que no todos los equipos analógicos añaden la misma distorsión, sólo la distorsión de determinados circuitos es considerada agradable. En general la cantidad de distorsión que se añade a un estéreo es muy pequeña, buscando un efecto sutil.

Opciones con MS

En la definición del estéreo MS empezamos a ver algunas de sus posibilidades a la hora de procesar una señal, lo principal es empezar codificando para obtener Mid y Side por separado, entonces podremos ponernos a tratarlas independientemente para conseguir un nuevo nivel de control sobre el estéreo. Recordemos que la señal Mid es lo que suena en el centro de los dos altavoces, en un master es donde se colocan los instrumentos mas importantes y la voz, por lo que al procesarlo estaremos afectando casi siempre al ‘protagonista’ del estéreo. Sin embargo la señal Side recibe los instrumentos que forman la base, y sobre todo recibe la sensación de amplitud del estéreo.

Por favor deja un voto o comentario, es lo único que obtengo del blog.

Para hacer estos procesos necesitaremos una matriz de codificación de estéreo a MS, procesaremos estas señales y las descodificaremos de nuevo a estéreo. Existen varios Plug-Ins capaces de hacer este trabajo, y en el mundo analógico hay también varios productos, que normalmente incluyen ambas direcciones de procesado: de ST a MS y de MS a ST. Normalmente al decodificar la señal de vuelta al estéreo se coloca un control de amplitud, que no es mas que un volumen de la señal Side. Como siempre las herramientas a nuestro alcance son pocas pero con muchas posibilidades, el ecualizador y el compresor vuelven a ser protagonistas:

– Ecualizando las señales M y S por separado estaremos haciendo uso de la técnica llamada ‘Stereo Shuffling’. Como siempre que ecualizamos tenemos dos objetivos básicos: solucionar un problema específico, o mejorar el sonido general. Para el primer caso recomiendo el tutorial de Ecualización, y para darle un toque especial tenemos el Shuffling: primero se trata de pensar en términos de mayor o menor amplitud del estéreo, y decidir qué frecuencias sonarán mas abiertas o mas cerradas. Para no cambiar la el balance de frecuencias en el estéreo es recomendable mantener un equilibrio entre las ecualizaciones en M y en S, para ello siempre que le hagamos una ecualización en uno de los canales recomiendo probar a hacer la misma ecualización en el otro, pero con la ganancia invertida. Es decir que si doy 3 dB en 400 Hz a la señal Side, puede ser bueno quitar 3 dB en la misma frecuencia a la señal Mid. Es algo que conviene probar, no siempre funcionará pero mejor saberlo comprobándolo. En general hay varias cosas que siempre van a ayudar a la amplitud general del estéreo:

– Filtrando las frecuencias subsónicas (por debajo de 80 Hz) en la señal S evitaremos problemas de fase en el estéreo debido a que las frecuencias más graves son las que tienen más probabilidad de entrar en contrafase. Por los mismos motivos es probable que un aumento de las mismas frecuencias en el canal M nos proporcione unos graves bien definidos y sin problemas de fase.

– Amplificando ligeramente los graves en el canal Side tendremos una mayor amplitud estéreo en muchos de los instrumentos. Esto es debido a que nuestro oído localiza los sonidos por la posición de su frecuencia fundamental, y con esta ecualización estamos dando mas nivel a las fundamentales que pueden haber quedado enmascaradas en la mezcla. Recomiendo probar entre 80 y 600 Hz, con ganancias pequeñas, entre 2 y 4 dBs, y con valores de Q bastante anchos. No esperemos un efecto muy exagerado sino algo sutil, si aplicamos demasiada ganancia terminaremos con un estéreo flojo y sin definición.

– Con el compresor también tendremos varias posibilidades en el mundo MS. Ahora usaremos dos compresores, uno en cada canal, en los que pondremos los parámetros de forma diferente, siempre en función de la dinámica que encontremos en M y en S. Muy probablemente encontraremos una dinámica mayor y más percutiva en la señal Mid, por lo que usaremos un ratio mayor y unos tiempos menores. Esta forma de comprimir un estéreo necesita un conocimiento previo del procesador, así como una experiencia considerable para poder sacarle todo el partido. Recomiendo la lectura de la Definición de Compresor y el tutorial de compresión para atajar dudas o malentendidos que puedan entorpecer nuestro aprendizaje.

Por favor deja un voto o comentario, es lo único que obtengo del blog.

El Ecualizador

De vuelta al mundo estéreo quiero mencionar algunas técnicas de ecualización que se usan sobre todo en masterización. Cuando nos encontramos con una frecuencia problemática y necesitamos atenuarla bastante, normalmente usaremos una Q estrecha intentando no afectar demasiado a las frecuencias de alrededor, pero es muy probable que notemos demasiada pérdida de nivel a sus lados. Para evitar este problema recomiendo colocar otra banda del ecualizador en la misma frecuencia, esta vez con una Q bastante ancha y con ganancia positiva, de esta forma cerraremos un poco mas la pendiente y sobre todo crearemos dos picos a los lados de la frecuencia de corte que servirán para enmascarar la atenuación que hemos hecho primero.

Otra ecualización muy común en masterización es la que usa las curvas Baxandall, son ecualizadores tipo shelving inventados por P.J. Baxandall en los años ‘50 y basados en un circuito extremadamente sencillo de realimentación negativa. Como expliqué en La Profundidad en la Mezcla, esta ecualización nos puede servir para cambiar la distancia percibida de un sonido, se suele dar un poco de amplificación en los graves y en los agudos para ‘acercar’ el sonido. Las frecuencias de corte suelen estar alrededor de los 100 Hz en graves y los 4 KHz en agudos, aunque eso siempre depende de la canción que estemos procesando. Las pendientes suelen ser muy suaves y la ganancia rara vez mayor de 5 dB.

A la hora de aplicar varios de los procesos que hemos visto a una señal estéreo o a un master el orden de procesado lo dicta la experiencia y las pruebas que realicemos, aunque suele ser muy común ecualizar en primer lugar, luego comprimir y limitar en último lugar. Como quedó claro en la definición de Masterización se trata de un trabajo muy serio y muy delicado, que necesita de una gran experiencia y un equipamiento específico, cosas que quedan lejos del alcance de muchos de nosotros. Personalmente recomiendo separar la experimentación y el aprendizaje del trabajo profesional, y por eso no me considero un técnico de mastering, aunque algunas veces trabaje como tal.

Para la elaboración de este artículo he usado información de las siguientes páginas y artículos:

Por favor deja un voto o comentario, es lo único que obtengo del blog.

Anuncios
    • Pablo_Arabia
    • 13/10/10

    Muchas Gracias por los 2 artículos de Stereo, me has resuelto muchas dudas. Seguiré con mis peticiones…

    • Noel
    • 9/11/10

    Soy músico, autor y productor musical. Acabo de descubrir tu blog y me encanta la forma tan sencilla y limpia en la que explicas los conceptos y la técnica musical. Ha sido refrescante, estimulador y clarificante, a parte de muy didáctico, poder leer tus artículos musicales.

    Simplemente quería darte las gracias como profesional por el trabajo que haces en este blog. Seguro que muchos como yo lo agradecemos enormemente.

    Saludos,

    Noel Molina.

    • ivanbarrientos
    • 2/01/12

    Gracias por compartir tu experiencia y conocimientos.

    • Edgar Rocha
    • 2/05/13

    Actualmente estoy estudiando producción musical y me ha sido muy útil leer tus artículos, te quiero felicitar por tu trabajo, y de igual manera gracias por compartirlo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: